viernes, 18 de abril de 2014

Vampiro: Capítulo Cuarto




Antes de contaros la crudeza con la que el sistema está aniquilando a mi especie, debo explicaros porqué nuestra condición es una arma de doble filo.
Este texto que os pasaré, que no es más que una fotografía literaria cargada de buenas intenciones, removió tanto el pasado y el interior del receptor que acabó sollozando en mis brazos.
Hay diferentes tipos de dolor y llorar no es para nada malo, aunque a los vampiros solo nos sacia la sed ver el llanto de la felicidad. El llanto de la melancolía es tan conocido por nosotros que despertarlo nos debilita, porqué tenemos la obligación de ofrecer parte o toda nuestra energía al ser humano en el que lo hayamos despertado.
Así somos los vampiros, siempre alerta, concentrados en cada ínfimo detalle, para que no se produzcan injusticias.
El texto que os he comentado es el siguiente:


Raquel se desmelena cual cantante de Amaral afirmando “Moriría por vos”.
Un libro abierto al que solo un mundo cínico y perverso como es el que nos rodea podría hacer daño.
Porque de sus páginas extraes pasión y energía. Extraes luz y responsabilidad. Extraes buen hacer y buenas intenciones.
Raquel se desmelena porque le han hecho daño y ahora busca a alguien que pueda curar sus heridas.
No basta con querer curarlas, se tiene que poder.
No es exactamente un príncipe Disney lo que necesita, a lomos de un impresionante caballo y cargado de flores. También necesita chispa y picardía. Lo necesita porqué su hoguera interior reclama leña, fuego y calor. Lo requiere porqué por vez primera siente lo crudo que puede llegar a ser el eterno invierno.
Raquel se desmelena confiando en propios y extraños.
Lo hace con elegancia, con delicadeza y sentido del humor, lo hace de manera que parece imposible que centenares de hombres no caigan rendidos a sus pies con un simple chasquear de sus dedos.
Es capaz de pincharte con una aguja gigante haciéndote sentir que estás a salvo.
Es capaz de ponerte a dieta, haciéndote pasar hambre, convenciéndote de que es lo correcto.
Es capaz de lo mejor de lo mejor.

Pero es incapaz de hacer daño. No porqué no pueda, sino porqué no quiere. No le interesa.
La vida para ella es demasiado bonita como para aceptar la existencia de pútridos excrementos.
De modo que se centra en lo positivo, siempre en lo constructivo, mientras aguarda paciente a que su príncipe gamberro, fiel pero ardiente, eche su puerta abajo para invadir su vida.

En otras circunstancias sería un placer reventar la puerta de su casa, pero por ahora me basta y me sobra con ser su paciente con derecho a amigo.
Porque cada vez que veo a Raquel desmelenarse una sonrisa aparece en mi rostro.
Es hermosa en cuerpo y alma, de modo que el hospital de día es su apropiado lugar.
Es otro Ángel dispuesto a sacrificarse por un trabajo bien hecho.
Dispuesto a sacrificarse por hacer el bien.

Sus dos tesoros pueden estar tranquilos con una madre así.
La rabia del asunto radica en que merece que esa persona aparezca sin dilación, no para machacarla a polvazos, sino para serenar su alma haciéndole el verdadero amor por vez primera en su vida.
Eso serenaría las furiosas aguas con la que el río de su vida desciende montaña abajo precipitadamente.
Transformaría en un lago primaveral su vida y su existencia.

Raquel, desmelénate cada día. Y no renuncies por tóxicos o edades, juzga por corazón. De ese modo obtendrás lo que necesitas para poder llorar en paz las lágrimas que ya has reprimido por demasiado tiempo.

Personalmente yo ya te quiero, y deseo lo mejor para ti.
Si mi Dios me escucha, que te lo conceda todo cuanto antes.
Pues quiero verte sonreír, sobre todo, con la melancólica mirada que me mata cuando me mira.


Resulta complicado hacer algo con la intención de abrazar a una persona y acabar abrazándola pero porqué la has dejado al borde del colapso.
Así pues, si os transformáis en vampiros, recordad que tendréis un gran poder entre las manos, y que siempre deberéis ir con cuidado a la hora de utilizar. Pues sirve tanto para curar como para herir.
El sistema solo considera que herimos.
Valery, la chica de la que os hablé por vez primera al contactar con vosotros, acabó transformándose en un ser solitario y oscuro, que se aprovechaba de la estupidez masculina para destruir egos como si de una guerra de sexos se tratase. Actualmente está perdida, ha olvidado por completo las enseñanzas de Adrian, su creador, que no corrió mejor destino.
Él quiso enriquecerse con su condición, y acabó podrido por dentro. Ahora vive en una gran casa, con muchos lujos, pero el vacío existencial que los vampiros llevamos dentro, al menos hasta el logro de Allan, lo está corroyendo lenta y paulatinamente, en un trayectoria de vida menospreciable que lo conducirá, seguramente, al suicidio.
Ambos son víctimas de sendos ataques del sistema.
Que el sistema premie a los que, con artimañas baratas, pueden acostarse con una mujer, despertó la ira en el corazón de Valery, alejándola de su misión de hacer el bien y decantando su partida de ajedrez hacia una simple e inútil caza de peones.
Que el sistema pudra con dinero el alma de las buenas personas es de sobra conocido. Con los vampiros de baja conciencia ocurre lo mismo, solo es necesaria una cantidad de dinero algo más elevada. En función de las habilidades del vampiro, se le pone al frente de un negocio y es el propio vampiro quien cava su tumba.

El sistema tiene ataques para cada tipo de vampiro.
Para grupos de vampiros.
Para la raza entera de vampiros.
Es una partida de ajedrez en la cual, ya prácticamente en jaque mate, Allan mi creador ha movido el frágil peón que era a un punto en el cual ha resucitado a nuestra reina.
Otro día os hablaré de ella, Valkiria. De momento baste con decir que su inteligencia es solo comparable a su hermosura.
Mi misión no es solo la creación de un ejército de vampiros, sino hacer de éstos vampiros puros, intocables por un sistema que en última instancia simplemente te vence con tu miedo a la muerte, no como la ve el ser humano, sino como la sentimos nosotros.
Aprovecha nuestro vacío existencial para alejarnos de nuestro camino.
¿Cómo se convierte un vampiro en un vampiro puro?
Mi técnica ha sido enfrentarme desde que nací a todos mis miedos, hasta conquistarlos todos y abrir al fin los ojos a una verdad incontestable, que no descansaré hasta hacer de este un mundo mejor.
Pero hay otras técnicas, a medida que los nuevos vampiros se den a conocer, yo las iré aplicando, diseñando sobre la marcha.
Una marcha que debe contrarestar a la marcha imperial con la que el sistema nos intenta asustar.


Siento que Raquel llorase, pero no me arrepiento de haber removido su corazón acariciando su alma. Ella es ya, seguramente un vampiro. El primer vampiro al que trataré de purificar para convertirlo en un buen soldado de Dios, del Universo, de la Existencia.



Para leer el siguiente capítulo clicka aquí

Para leer el capítulo anterior clicka aquí

8 comentarios:

  1. Bueno, el protagonista se sigue presentando y conformando el esqueleto de lo que espero se la obra propiamente dicha que supongo en algún momento comenzará, y vuelvo a suponer que en ese momento ya no será pública y solo unos pocos afortunados iremos conociendo sus progresos hasta su feliz publicación. Todo está lleno de buenas intenciones pero seguro que hay partes oscuras por salir a la luz. Parece que el autor está recuperando un estilo ágil y versátil de escritura, Buenas esperanzas, pues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo clavas, papi.
      De momento, toca montar el esqueleto.

      Eliminar
  2. Bueno, bueno, no esta nada mas, cada vez sabemos mas de estos vampiros y esta interesante, peor también he de decir que esto parece un manual de como ser un buen vampiro XDDDD, pero eso no es vale ¿eh?.
    Sigue así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, no esta nada mal, cada vez sabemos mas de estos vampiros y esta interesante, pero también he de decir que esto parece un manual de como ser un buen vampiro XDDDD, pero eso no es malo vale ¿eh?.
      Sigue así

      Bien escrito XDD

      Eliminar
  3. Capítulo 2.La Marca de Joel:
    Joel tiene tantos nombres como religiones, clanes e individuos en el mundo. Hoy camina con el nombre de Joel el Vampiro. Alto como ninguno, sus ojos áureos de color rojo brasa, está harto de esconderse. Sólo es llamado en tiempos de adventismo. Dedos largos, piernas fibrosas como los de un gamo, tez oscura y cabellos negros. Su melena pulcramente recogida en forma de moño sobre su cabeza con una pinza de hueso. Solitario como ninguno, más no por voluntad, aparece sólo en los lugares en los que los humanos convencionales inventan formas apocalípticas de extrema locura. Una vez aparece Joel, relatando su historia más conocida, todos se calman, ya nadie lo llama por lo que recibe también el nombre de cien años de soledad; Su historia recibe el nombre de los antiguos y no es otra que la del Ave Fénix. Hoy camina a la vista de todos, y como Ender, ha decidido no jugar al juego de nunca ganar. El juego ha sido injusto desde el principio. Soledad a cambio de ayuda inestimable. Seguramente, muchos recordarán historias de infancia en la que alguien bromeaba, gritando que viene el Lobo. El Lobo caminaba ahora entre ellos y ya no acudiría al auxilio: Hasta que se extinguieran las falsas llamadas como lo hace el eco rebotando en las montañas. Cuando Joel fue llamado, fue idolatratrado. Cuando los valles volvieron a la calma, los que lo llamaron le pidieron que regresara a las montañas en donde no había un triste juguete con el que jugar. Allí yace desde tiempo sin principio, en el único lugar en el que los ecos no tienen montañas más altas en las que rebotar… Y sin embargo hoy llora en mi regazo.
    Yo soy Vampira. Mi nombre es Nirobmat. Joel Yace en mi regazo, con lágrimas en los ojos. -- Descansa amado mío esta ha sido tu última luna de Sangre. Otros muchos me seguirán y subirán a la montaña más alta y compartirán el gozo de tu compañía. Deja que los gritos se extingan por sí mismos, descansa mi amor, estoy aquí. Te he traído un regalo. Te he traído tus ojos azules.

    ResponderEliminar
  4. Reconozco la marca de un escritor cuando leo. Reconozco también los deseos de protección e intuyo el torrente imaginativo que embarga a los autores. Amenos, planos, descriptivos, aventureros, históricos, románticos, policíacos, conspirativos,,, un sinfin de estilos y diferentes perspectivas, más ¡ Ay ! cuando encuentras a los complicados, a los que cuesta leer y entender porque los mensajes andan ocultos entre tramas y situaciones aparentemente caóticas. Espero mucho de esta obra ya que intuyo el gran rompecabezas inmerso entre una aparente trama vampírica. ¿ Hay algo peor que despertarse siendo un escarabajo ? ( Kafka ) y, sin embargo, ahí tenemos una clara y diáfana descripción de la crueldad de nuestro mundo " normal ". Siga pues este libro avanzando y enhorabuena también al autor del comentario.

    ResponderEliminar